Durante una videoconferencia, el presidente de la Nación Alberto Fernández y el gobernador del Chaco Jorge Capitanich analizaron la situación actual que vive la provincia en el marco de la pandemia de coronavirus y comunicaron las medidas que adoptaràn.

«Necesitamos más médicos especialistas, kinesiólogos, enfermeros para mejorar los niveles de atención en pacientes críticos con coronavirus», manifestó Capitanich.

Asimismo, Capitanich pidió la presencia de Gendarmería Nacional y del Ejército Argentino para llevar adelante operativos de contención y poder monitorear el cumplimiento de la cuarentena en el interior de la provincia, específicamente en zonas críticas como El Sauzalito o Sáenz Peña, donde en los últimos días se registró un brote de coronavirus.

Respecto a la tercera tanda del Ingreso Familiar de Emergencia que, según anunciaron días atrás desde Nación sería para AMBA y Chaco (las más afectadas), el gobernador le preguntó a Alberto Fernández si será para toda la provincia o solo para el área metropolitana, a lo que el presidente confirmó que el beneficio será para toda la provincia.

«Les pido que entiendan que necesitamos un esfuerzo más, tenemos un problema en el Chaco», sostuvo Fernández.

Por otro lado, Fernández le aconsejó al gobernador chaqueño que profundice en la implementación del programa DETeCTAr (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Territorio de Argentina) ya que lo consideró «un éxito» en la zona metropolitana de Buenos Aires.

DataChaco.