Ucrania atacó un aeródromo de Rusia en Crimea tras otra ola de bombardeos rusos

Rusia lanzó en la noche del miércoles más de 40 misiles contra ciudades ucranianas que causaron tres muertos en la sureña Jerson y siete heridos en Kiev, mientras que Ucrania atacó con drones y misiles un aeródromo ruso en la península de Crimea, informaron autoridades.

El Ejército ucraniano dijo en un comunicado que el ataque al aeródromo tuvo lugar en la ciudad de Saky, en el oeste de la península del mar Negro que Rusia arrebató a Ucrania en 2014, como parte de una acción «combinada».

La nota, publicada en Telegram, no dio más detalles ni habló de las consecuencias del ataque, pero las autoridades instaladas por Rusia en Crimea afirmaron que había sido repelido.

«Nuestra defensa aérea derribó todo», aseguró el funcionario Oleg Kriuchko, en Telegram.

Sin embargo, una fuente del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) citada por la agencia de noticias AFP afirmó que el ataque provocó graves daños, y que fue una acción conjunta del SBU y la Marina.

«Se utilizaron drones que agotaron el sistema de defensa aérea ruso antes de lanzar proyectiles Neptuno», nuevo misil de crucero de fabricación ucraniana con un alcance de 300 kilómetros, aseguró la fuente.

El ataque infligió «graves daños al equipo de los ocupantes» justo cuando al menos 12 aviones de combate del tipo Su-24 y Su-30 se encontraban en el sitio, añadió el SBU, prometiendo más ataques de Kiev contra la península.

Crimea se ha convertido en un blanco frecuente de ataques ucranianos.

Este miércoles, las autoridades instaladas por Rusia anunciaron haber frustrado ataques con misiles y drones ucranianos contra Sebastopol y el área de esta ciudad portuaria, utilizada por la flota rusa.

Las hostilidades en la zona del mar Negro coinciden con una trabajosa contraofensiva terrestre ucraniana para intentar recuperar territorios que Rusia ocupa en el sur y este del país desde la invasión de febrero de 2022.

En paralelo, Rusia ha continuado con sus bombardeos por detrás de las líneas enemigas, golpeando ciudades tan lejanas al frente como la occidental Lviv, por ejemplo, cerca de Polonia, a unos 1.000 kilómetros de las zona de combates terrestres.

El miércoles por la noche, ataques rusos alcanzaron Lviv, la norteña y capital Kiev, y la sureña Jerson, donde hubo tres muertos, entre otras ciudades de todo el territorio ucraniano.

La Fiscalía de Jerson dijo en Telegram que los muertos eran dos hombres y una mujer que vivían en un departamento y que otros cinco civiles resultaron heridos.

«Los ocupantes han dañado zonas residenciales, edificios residenciales, vehículos y redes eléctricas», agregó.

Zelenski, al llegar a Washington tras dar su discurso en el Debate General de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, condenó los ataques rusos y reiteró su pedido a Estados Unidos de que entregue más armas a su país para pelea con Rusia.

El comandante en jefe del Ejército ucraniano, Valeri Zaluzhni, precisó que fueron derribados 36 de los 43 misiles rusos lanzados durante la noche contra varias localidades del país.

Durante la noche, otras ciudades ucranianas fueron blanco de los misiles rusos, entre ellas la capital, Kiev, donde siete personas resultaron heridas, dijo su alcalde, Vitali Klitschko.

«Según las informaciones detalladas de los médicos, siete personas resultaron heridas en el distrito de Darnitskyi. Tres de ellas están en el hospital», dijo el alcalde.

En Cherkasy, al sur de Kiev, otras siete personas resultaron heridas por el impacto de un misil en un hotel, dijo el ministro de Interior, Igor Klimenko.

Las autoridades locales ucranianas también reportaron ataques en las regiones de Rivne y Lviv, en el noroeste, así como en Jarkov, en el noreste, cerca de la frontera rusa.





Source link

Deja una respuesta